sábado, 27 de diciembre de 2014

Vikingos en el siglo XI. Año 1008. Llegan los vikingos

El conde Menendo González, se llevó consigo, según dicen algunos autores y como recordaría años más tarde el propio rey, al joven Alfonso a Galicia. Donde la familia del conde le crío durante sus primeros años. Cosa que pudiera quedar demostrada en parte, al estar la mayoría de los documentos del rey leones otorgados desde la tierra gallega. Uno de los hijos de Menendo González, Ramiro Menendez, con quien el joven rey compartió juegos en su infancia, llegaría a ser su armiger regis o porta estandarte real. Cargo de gran importancia que incluía mesa en el palacio del rey. Y al que  pertenecía por Pascua florida el honor de la copa de oro o plata que el rey hubiese usado. El armiger regis  era el comandante jefe de los ejércitos reales en ausencia del rey. Lo cual nos puede dar una idea de la notable importancia del cargo y de la amistad que pudo existir entre el hijo de Menendo, Ramiro, y el futuro rey de León Alfonso V.
Todo parecía transcurrir con una relativa calma, pero en el año 1008 se vio rota con la llegada de piratas normandos. La llegada de los vikingos no era nueva en toda la zona norte de España. Pero hasta ese momento, en el siglo XI no se habían recibido razzias (al menos importantes).
Según el Cronicón Lusitanum el 6 de Octubre del 1008 una mesnada del conde Menendo González, recordemos que era válido del rey de león. Salió armada para combatir a los anglo-escandinavos que habían llegado a las costas. Las tropas galaicas de Menendo seguramente estaban compuestas por gentes salidas de las levas campesinas con el aporte de nobles locales bien armados. Esa era la tónica de los ejércitos de los reinos cristianos al norte del Duero. Grupos de campesinos mal armados y mal entrenados, apoyados por mercenarios y por grupos aristócratas bien armados y normalmente combatiendo a caballo.
La batalla se produjo en algún lugar no determinado entre las orillas del Miño y el Duero, con el fatídico resultado de la muerte de Menendo González y la derrota de los galaicos. Dejando todo el territorio a merced de los normandos, quienes devastaron la región de Braga.
Al rey de león le sucedieron las desgracias en ese mismo año, pues muerto en combate contra los normandos su tutor Menendo, se le sumo la muerte de su madre la reina de león y condesa de Castilla Elvira García. Por tanto Alfonso con apenas 13 / 15 años se vio obligado a tomar la regencia de un reino muy inestable desde el punto de vista de rebeliones nobiliarias y presiones estratégicas de la nobleza más cercana. No obstante en el año 1015, el mismo año que llegó una nueva incursión normanda. El rey Alfonso se casó con Elvira Menendez, la hija de su apreciado ayo el conde Menendo González, y hermana de su buen amigo y porta estandartes Ramiro Menendez.
Los vikingos que llegaron en el siglo XI a España, ya no procedían mayoritariamente y de forma directa de Escandinavia como en siglos pasados. Ahora llegaban mayoritariamente desde Inglaterra, donde bien desde Noruega, bien desde Dinamarca, habían participado de forma directa en las luchas y conflictos intestinales entre los sajones y los escandinavos. Esta fusión dio origen al término “anglo-escandinavo” para definir a los vikingos que se asentaron en las islas británicas durante largo tiempo, y asimilaron parte de la propia cultura de los sajones adaptándola a la suya propia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario