domingo, 28 de diciembre de 2014

Año 1014 / 1015. Olaf Haraldsson saquea el cantábrico y Galicia

Como ya hemos dicho, el rey de León tomó nupcias con la hija de Menendo González, Elvira Menendez en el año 1015. En los vecinos reinos, Sancho III el Mayor de Navarra anexiona el condado de Sobrarbe y fortifica su capital. En lo que sería el comienzo de una época de expansión y grandes glorias para el reino de Navarra. Que llegaría a ser dueño de casi todo el norte de la península. Pero centrémonos en lo que ocurriría en el año 1015. Cientos de barcos vikingos aparecieron en el golfo de Vizcaya y saquearon un supuesto asentamiento de los daneses, cuya localización es un misterio a día de hoy, pero que parece pudiera estar localizado en algún lugar de la ría de Mundaca. Allí una flota de vikingos noruegos combatieron contra daneses. Les venciéron e incendiando el puerto. Esa incursión estaba capitaneada presumiblemente por el rey de Noruega Olaf Haraldsson. 
Olaf nació en Ringerike, era hijo de Harald Grenske y de Asta Gudbrandsdatter. A los once años de edad Olaf tomo parte de una expedición vikinga, participando en rutas comerciales y  saqueos ocasionales. Más tarde y ya como adolescente, el futuro rey de Noruega participaría en saqueos por el mar Báltico, y posteriormente atacaría las islas Británicas, donde llegaría a atacar Canterbury en el año 1011. El rey inglés Etelredo II llegaría a ser su aliado.
Según se narra en las sagas vikingas, Olaf partió de Inglaterra con rumbo al Sur. Atraído por leyendas de una tierra rica, donde peregrinos de toda Europa llenaban las iglesias de oro. Los vikingos conocían el camino de Santiago con el nombre de Jacobsland. Seguramente por esta razón el rey Noruego, antes de regresar a Noruega tras haber estado largo tiempo ayudando al rey Etelredo en Inglaterra. Decidió pasar previamente por España para saquear sus costas.
En su camino conquistó e incendio previa batalla un enclave ocupado por vikingos daneses en un lugar llamado Ringsfjord. Lugar que tradicionalmente se ha venido  a situar en algúna zona del golfo de Vizcaya, Bayona Gernika- Mundaka. Después siguió con su flota hacia Grisepolle y tuvo un encuentro junto a Vilhelmsby con otros vikingos daneses, a los que nuevamente venció. Navegó después hacia Fetlafjord y desde allí siguió hacia el sur, hasta Seljepolle, donde participó en una batalla y conquistó una gran ciudad llamada Gunvaldsborg. En esa ciudad y tras vencer la resistencia, tomó prisionero al conde Geirfinn por quien cobró un rescate de 12.000 piezas de oro.
Tras saquear gran parte de las tierras costeras del reino de León, Olaf puso rumbo al sur, hacia el estrecho de Gibraltar. Cuenta la leyenda que allí tuvo una visión en la que se vio como rey de Noruega. Motivo por el que regreso a su país natal.
No existe unanimidad entre los diferentes expertos que estudian el tema acerca de los nombres y la situación geográfica de los lugares señalados en la saga de Olag Haraldsson. Pero la mayoría parece aceptar de una forma genérica, que Ringfjord pudiera referirse al golfo de Vizcaya. Grisepolle pudiera ser el puerto de Castropol, en Asturias. Vilhelmsby la ria de Betanzos en Galicia y Seljepolle la desembocadura del Miño. Por lo que se refiere a Gunvaldsborg, se puede relacionar con Gundisalvus (Gonzalo) un conde gallego.
Reinhart P.A Dozy sugiere que fue el propio Alfonso V quien al mando de una hueste de soldados y caballeros salió al encuentro de Olaf, a quien venció y obligo a retirarse tras el saqueo de Tuy. Se basa en una carta escrita por el propio Alfonso V y fechada el 19 de Octubre del 1024.
La carta dice así:

(..)En verdad, no mucho después, al crecer los pecados de los hombres, las costas fueron arrasadas por los normandos. Y puesto que la sede de Tuy era la más alejada de todas, y además, muy pequeña, su obispo, que allí residía, fue capturado por los enemigos junto con todos los suyos. A unos los asesinaron, a otros los vendieron, y la ciudad misma fue reducida a la nada. Tras lo cual, favorable la divina misericordia que todo lo dispone con bondad y rige el universo, derrotamos muchas veces a los enemigos y los expulsamos de nuestra tierra.(..)


Reinhart interpreta que es la misma invasión de Olaf en el 1015. Por tanto el propio rey de león Alfonso V participaría en una batalla contra los noruegos de Haraldsson a los que las huestes y mesnadas reales consiguieron vencer. No obstante no podemos descartar que se tratara de otra incursión vikinga. Ya que como hemos podido ver al leer la saga de Olaf. Todo parece indicar que asentamientos daneses operaban en las costas del cantábrico desde hacía tiempo, contra los que el rey noruego combatió y lucho incendiando sus barcos y puertos. De estos asentamientos no hay documentos escritos, lo que hace pensar a los estudiosos del tema, que no todos los ataques vikingos al cantábrico y costas de Galicia fueron documentados.

Alvar Ordoño 


No hay comentarios:

Publicar un comentario