jueves, 14 de diciembre de 2017

Lejos quedan aquellos días nevados.. vamos a por la VI edición de HdlsV 2018

Han pasado ya varios años desde que Hispania de los Vikingos intentó afincarse en la localidad segoviana de El Espinar. Exactamente y como puede verse en la fotografía con la que acompaño este breve texto, la idea se remontaba al 2015, siendo por aquel entonces la III edición. 

Allí me trasladé el mes de Enero con una Castilla cubierta por la nieve y un frío importante. Tras dar un breve paseo de reconocimiento`por el pueblo en busca de lugares adecuados que cumplieran con la política que siempre he seguido, y que en parte pienso dio una seña de identidad a los eventos de HdlsV: terrenos naturales con la menor contaminación del siglo XXI posible. Llegué hasta el cerro de la Hoya. Un prado de gran extensión y muchas posibilidades desde el punto de vista recreacionista, que alternaba a la perfección cercanía con el centro del municipio, con el centro medico, y con un entorno natural que proporcionaba el necesario impacto visual que siempre he buscado. 

Lamentablemente ese año no salió el proyecto, y tras la reunión con la concejal de cultura, esta decidió que la recreación histórica no era algo a tener en cuenta como divulgación cultural, cerrándose las puertas a la posibilidad del terreno. Esta fue la razón por la que trasladamos en encuentro anual a Aranjuez por dos años. No me tengo por una persona de difícil trato, pero si persistente y constante en lo que creo, y por ello recurrí nuevamente a presentar el proyecto en Enero 2017, animado por el cambio de gobierno. Esta vez si, esta vez la cosa fue diferente y tras una reunión que precedió a muchas otras después ya para organizar, el evento pudo realizarse con el apoyo del municipio dando con ello posibilidad del que fue mejor evento de HdlsV hasta la fecha en Abril del 2017. 

Afortunadamente este año se realizará por segunda vez en El Espinar, siendo el VI encuentro en nuestro total. Queda lejos ya los tiempos en los que un día nevado del invierno del 2015 acudí allí con un campo nevado y unas montañas completamente blancas, para intentar proponer una locura cultural que normalmente los ayuntamientos suelen ver con reticencia. Este año regresamos, y esperamos veros a todos nuevamente allí para que disfrutéis de muchas mas novedades que estamos preparando, y que seguro serán de vuestro agrado. 

Alvar Ordoño