viernes, 26 de diciembre de 2014

Historia del castillo de Gauzón. Posible fortaleza para vigilar las costas cantábricas de ataques normandos

Castillo de Gozón o Castillo de Gauzón es el nombre de una legendaria fortaleza construida, según cuenta la Crónica Silense, por Alfonso III sobre los cimientos de un emplazamiento romano o prerromano, a fin de proteger el litoral de su reino de las incursiones de los piratas normandos.
La historia de Castrillón comienza, al menos su fundamentación documentada, allá por el siglo X. Castrillón formaba parte del alfoz de Gozón, era tierra de realengo y una de las más pobladas del reino de Asturias. Este castillo estaba enclavado en el peñón de Raíces, cerro de 38m de altitud y situado al NE del concejo, lugar en el que fue recubierta de piedras preciosa la cruz de la Victoria elaborada en el año 908 , emblema de la monarquía asturiana y, aún hoy símbolo heráldico del Principado.
La mención documental más antigua del castillo se remonta al año 741, tal y como se afirma en el documento de donación a la Iglesia de Covadonga por parte de Alfonso I y recogido por Tirso de Avilés: «también donamos todas las iglesias que hay en este Monasterio hasta Gijón y Gozón y sucesivamente hasta el mar Cantábrico» (ideo donamus... omnes ecclesias quae sunt ab ipso monasterio usque ad Guixonem, et Sausonem, et deinceps usque ad mare cantabricum). Según los descubrimientos arqueológicos, Alfonso III reconstruyó una fortaleza romana. También en la donación de Ordoño I recogida en el Liber Testamentorum en el 857 se dice que se dona «y la villa de Castrillón [hoy Piedras Blancas] entre Naveces y Quiloño» (et villam castilione inter Naueces et Quilonium). Todas estas donaciones se confirman tras la consagración de la Iglesia del castillo en el 893 en la donación realizada por Alfonso III y su esposa Jimena a la Iglesia de Oviedo en 905, a la que se refería Alonso Marañón de Espinosa. Por las confusas fuentes de que se dispone parece que Alfonso III apresó a su hijo García I en esta plaza, hecho que motivó la insurrección de sus otros dos hijos que acabarían por destronarle.
No hay pruebas directas de ataques vikingos a la zona del Castillo. Pero parece que el lugar fue utilizado durante el siglo X como fortaleza o centro de operaciones desde donde las mesnadas del reino vigilaban las costas en previsión de posibles ataques piratas.
No parece casual que el rey de aquellos tiempos habilitara destacamentos militares para vigilar las costas en previsión de ataques. Parece pues evidente que tales ataques pudieron ser frecuentes y quizás más fuertes de lo que en un principio se piensa. Hasta tal punto de que Alfonso III dispusiera el lugar como fortaleza para vigilar todo el litoral, puede que como “faro” de aviso para prevenir a las costas gallegas del reino de la llegada de los normandos. Pero en cualquier caso todo son hipótesis.

Bibliografía
Luis Alfonso de Carvallo. Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias. Colección: Biblioteca Histórica Asturiana. Edición: Silverio Cañada, Gijón 1988; Edición original: 1695.
Vicente José González García. El Castillo de Gozón. Edición: Gráficas Lux, Oviedo 2007.
Juan Uría Ríu. Entrada "Gozón, Castillo de" en Gran Enciclopedia Asturiana. Edición: Silverio Cañada, Gijón 1981. Páginas: 12-14.


No hay comentarios:

Publicar un comentario