martes, 11 de agosto de 2015

¿Asentamientos vikingos en el norte hispano desde el siglo VIII?

Siempre se ha especulado sobre la posibilidad de asentamientos vikingos desde edades tempranas en las costas del mar cantábrico. Asentamientos que seguramente empezaron a levantarse con las primeras incursiones o “visitas” de los lordemanos a las costas hispanas. Puede que incluso antes de lo que se piensa (año 844),  y estos asentamientos comenzaran a materializarse coincidiendo con el reinado de Alfonso II de Asturias. Piratas mercenarios llegados desde Dinamarca que utilizarían puertos en el cantábrico para pasar temporadas sirviendo como soldados de pago a las huestes del rey astur en sus combates contra los moros. Por supuesto no es demostrable y entramos únicamente en el ámbito de la especulación. Pero algunas crónicas de la época nos pueden arrojar algunos datos en los que basar nuestra hipotesis.
Según el árabe Al-Nuwairi los asaltantes de Sevilla (Agosto del año 844) eran los Madjus, de quien el mismo autor dice: habitan las tierras más lejanas de Al-Andalus. Mientras que Al-Frida refiriendose igualmente al saqueo de Sevilla del año 844 dice: (..) Partieron los Madjus de los confines más lejanos de Al-Andalus (..). En los dos casos parece claro que el punto de partida de las incursiones a Sevilla estaba situado al norte de Al-Andalus. ¿A que se referían los autores árabes?. Puede que tan solo quisieran señalar que los ataques normandos llegaron desde el norte, desde el reino de Asturias. Donde se asentaron temporalmente antes de lanzar los saqueos contra el sur. O puede que se refirieran a que en el norte los Madjus tenían puertos estables desde donde periódicamente lanzaban ataques contra las costas gallegas y musulmanas. Esta teoría es compartida por el Dr Anton Erkoreka, quien no duda en afirmar que uno de esos puertos estaría situado en la ría de Mundaka.
Otro texto interesante y que ya hemos tratado en este blog con anterioridad, es el de Al-Athir. Este autor dice que el 27 de Marzo del año 795 Hixem, soberano de Al-Andalus. Mandó un fuerte ejército contra el reino de Asturias al mando de Abd Al-Malik. Al parecer el rey astur Alfonso II el casto acudió a esa batalla con sus hombres de confianza y con levas reales. Entre esas levas había baskones, que eran vecinos de los astures según Al-Aithir. Y junto a ellos Al Magus (paganos) unidos a más gentes de las comarcas. ¿Eran los al-magus vikingos? Y de serlo.. Demostraría en parte esto que en el cantábrico había ya asentamientos temporales, seguramente estacionales (verano y primavera) donde los vikingos se ofrecían como mercenarios en los conflictos locales?. Evidentemente es mucho especular, pero nada nos hace pensar que sea imposible esta hipótesis no demostrada por ahora.

Estos asentamientos fueron mantenidos desde finales del siglo VIII hasta el siglo XI cuando se detalla como Olaf Haraldsson destruye un puerto de los daneses a su paso por el mar cantábrico con destino a saquear Jacobslad. Y con anterioridad desde donde fueron lanzados ataques contra las costas atlánticas y sur como dice la crónica árabe de Al-Nuwairi.


No hay comentarios:

Publicar un comentario