viernes, 5 de mayo de 2017

La Hispania de los reinos del Norte en el tiempo de los Vikingos. ¿Que fueron las fazañas?

Actualmente el término al libre albedrío viene a significar que cada cual haga lo que quiera, sin normas, sin reglas conjuntas, sin una pauta de trabajo común… Todos hemos escuchado y utilizado sin duda ese término para definir una situación “anárquica” o similar. Sus orígenes se remontan a la alta edad media hispana, a los fueros de albedrío utilizados con distintos términos en Castilla la vieja, Valencia, Cataluña y Aragón. En dichos fueros los jueces interpretaban las leyes sin texto, basándose únicamente en su concepción de la justicia y las leyes o normas del lugar.

Las interpretaciones y el reparto de justicia de dichos jueces acorde a su percepción o normas de convivencia en zonas normalmente alejadas de núcleos urbanos importantes o del entorno de la corte, se denominaban en Castilla fazañas, y en Aragón Iuditia.
Las fazañas tuvieron una importancia vital especialmente en el condado de Castilla debido a la escasa implantación del Liber Iudiciorum o Lex Visigothorum.
Durante el siglo IX y X Castilla era un condado vasallo del reino de León, de tal forma que las leyes que se aplicaban en la zona condal eran las leonesas sacadas de sus libros legales. Esto suponía que para cosas realmente importantes los castellanos tenían que trasladarse a León, una tierra sin duda alguna que quedaba muy lejana según la propia identidad política castellana avanzaba y tomaba fuerza, y presencia a lo largo del territorio con ciudades y castillos.
Aun cuando seguramente forma parte de la leyenda, o de una realidad agrandada, lo cierto es que se cuenta como los castellanos quemaron libros del Lex Visigothorum tras proclamar la independencia política del condado. Fue entonces cuando se establecieron los míticos jueces de Castilla, quienes juzgarían los incidentes puntuales acorde a la interpretación del albedrío, resultando en leyes que recopilaron en las conocidas fazañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario