martes, 8 de diciembre de 2015

795. vikingos, o bardulos y autrigones

Ya hemos tratado con anterioridad en este blog un tema que me fascina, precisamente por lo complicado que resulta encontrar una solución acerca de él.  Causa irracional esta, que despierta en mí el lógico morbo del que busca una respuesta sin encontrarla obsesionándose por tanto con las respuestas que no llegan y parecen no existir. Me refiero al tema de los vikingos mercenarios en los ejércitos de Alfonso II de Asturias.
Hasta ahora y como ya habíamos tratado con anterioridad en un artículo publicado en este mismo magazine / Blog de la HdlsV, el 17 de Octubre del 2012 llamado: Mercenarios vikingos en los ejércitos cristianos del reino de Asturias. Manteníamos la posible teoría de que grupos  normandos hubieran participado como mercenarios en combates entre los cristianos del reino astur y los musulmanes. Las referencias llegaban a través de un cronista árabe de nombre Ibn- al-Athir, quien en un pasaje de su obra “la historia completa” dice:

En el año 179 – que comienza el 27 de Marzo de 795 d. C – Envió Hixem, soberano de al-Andalus , un fuerte ejército contra Asturias al mando de Abd al-Malik ibn Abd al-Wahid ibn Mugit. Se pusieron en camino hasta que llegaron a Astorga. Alfonso – Alfonso el Casto (792 – 842)-, rey de Asturias había reunido sus tropas y había realizado levas, y él recibió ayuda del rey de los Baskunas (vascones), que eran sus vecinos, y de los que estaban junto a ellos, los “AL-MAGUS” (paganos) y las gentes de aquella comarca”

Parecía relativamente demostrable que el árabe en su crónica diferenciaba vascones de los “al-Magus”. Por lo cual era evidente que aun aceptando que el paganismo sobreviviera de forma notable entre los habitantes del pirineo de finales del siglo VIII, para ibn al-Aithir, los vascones y los “al-Magus” eran dos grupos étnicos o “culturales” diferentes que formaban un mismo ejército mercenario del rey Alfonso II. Dado que muchos años después las mismas crónicas hispano musulmanas se referían a los normandos con el adjetivo de “al-Magus” (los paganos),  era fácil relacionar un suceso con el otro, dando por validad la suposición de que los “al-Magus” del siglo 844, fueran los mismos “al-Magus” de la crónica de Ibn al-Aithir del año 795, es decir… vikingos.
Si esto fuera cierto tendríamos el primer contacto hispano con vikingos en el año 795, tan solo dos años después del primer ataque escandinavo al monasterio de Lindisfarne en Irlanda, Considerado por todos los expertos como el inicio de la era vikinga. Y 49 años antes del primer avistamiento oficial de barcos normandos en las costas de Gijón, año 844.

Tristemente es prácticamente imposible demostrar a día de hoy si esos “paganos” descritos en las crónicas mahometanas, y que son diferenciados étnicamente por el autor de los propios vascones fueron o no vikingos.
Las dudas eran razonables y Sánchez Albornoz arrojaba mas duda al asunto al apuntar la posibilidad de que se tratara de otros pobladores politeístas de la zona norte de España, como bardulos o autrigones.
Llegados a este punto hay que recordar que en esa parte de la península sobrevivieron cultos paganos hasta bien entrada la época del reino visigodo. Exactamente hasta el siglo VII (año 693). El problema del politeísmo fue tratado en uno de los concilios toledanos del reino, concretamente en el XVI. Donde se dedicó un canon a los “adoradores de ídolos”, y con el consentimiento del rey Egica, se adoptaron severas medidas y castigos contra los seguidores de esos cultos.
Parece por tanto evidente que en la península del siglo VII aun sobrevivía en el mundo rural alejado de los núcleos urbanos, supersticiones e idolatrías a dioses y espíritus antiguos difíciles de desarraigar del sentir popular. Cultos a las piedras, árboles, montañas, tormentas que ya fueron denunciados por San Martin de Braga en su tratado De correctione rusticorum (siglo VI) y que podemos afirmar sin equivocación se mantenían aun a finales del siglo VII.

Por tanto la teoría de Sánchez Albornoz, si bien algo forzada  por lo tardío de  época, pudiera ser viable. De ser así los “Al-Magus” de la crónica al-Aithir no serían normandos, sino bardulos de la futura Castilla, o autrigones. Pueblos en todo caso de las montañas limítrofes con el pirineo y diferentes de los vascones, pero que al igual que ellos aun mantendrían un relativo paganismo.
Sea como fuere y sin descartar ninguna de las teorías, a mi modo de ver es mas factible que los paganos del ejercito de Alfonso fueran bardulos o autrigones antes que normandos. En parte porque aunque la idea me gusta y resulta muy atractiva, se me hace muy difícil pensar que tan solo 2 años después del inicio de la era vikinga los barcos normandos ya habían llegado a España y se ofrecían como mercenarios de nuestros reyes del norte. Aun así seguiré investigando dentro de mis modestos conocimientos y métodos este apasionante misterio de los “al-Magus” en el año 795.

Alvar Ordoño – Fundador/presidente de la HdlsV


5 comentarios:

  1. Parece razonable pensar que el saqueo de Lindisfarne en el 793 no fuese el primer ataque realizado aunque sí el primero documentado, es decir los noruegos, suecos y daneses del sigo VIII debieron establecer contacto con otros pueblos con anterioridad al 793 así que no me parece descabellado pensar que pusieran sus hachas y espadas al servicio del mejor pagador en la península ibérica en el 795, ya que además de saqueadores fueron comerciantes y otras muchas cosas... De hecho, parece más razonable un ejército de paganos de allende los mares que un ejército de paganos que estaban perseguidos y no podían mostrar su culto en público en su propia tierra.

    ResponderEliminar
  2. Es posible.. nunca se sabrá con exactitud. Sobre el paganismo de los pueblos en la peninsula. Aunque se persiguio, nunca se elimino del todo. No hemos de entender paganismo como una version wicca o odinista vista desde el mundo del siglo XXI. Posiblemente el paganismo en toda la zona del norte del duero, existio fusionandose con tradiciones cristianas. Algo que a los mahometanos seguramente sorprendia. Y puede que ellos mismos llamaran al-magus (paganos) a cristianos con supersticiones ancestrales.
    Pero como digo es una lastima que nunca conoceremos la verdad en ese aspecto.

    ResponderEliminar
  3. Yo apuesto por los paganos autóctonos, que existían en esa época y existieron, de forma más o menos velada, mucho después.

    Además, ¿el reino Asturiano de la época tendría suficientes medios y recursos como para contratar mercenarios extranjeros tan exóticos como los nórdicos? Me da que no nadarían en oro precisamente.

    ResponderEliminar
  4. Los vikingos cobrarían en viveres y telas. Era un pago frecuente que queda reflejado en el mundo musulmán y en el pago de algún rescato del siglo XI. Es decir, no creo que todo fueran grandes cantidades de oro.
    Pero yo tambien me inclino por pensar que fueron del norte de España. Por supuesto sin asegurarlo y sin descontar que realmente fueran vikingos.
    El problema son las fechas... 795 me parece muy tarde para que existieran paganos 100%. No asi pueblos cristianos con mucha supersticion aun arraigada en el paganismo que a ojos de los musulmanes pasaran por paganos.

    ResponderEliminar
  5. Si leéis las investigaciones y libros de Sanchez Albornoz podéis encontrar información sobre la cristianización tardía de los vascones.

    ResponderEliminar