miércoles, 5 de diciembre de 2012

Obligaciones militares en la sociedad alto medieval hispanica - La Castelaria

En los años oscuros de principios del siglo IX, los castillos no eran grandes fortalezas de altos y duros muros, sino simples empalizadas con alguna que otra torre. Estas empalizadas fueron aumentando durante los años venideros, hasta llegar a ser fuertes y altos castillos. Ya en el siglo XI comienzan a ser un lejano espejismo de lo que siglos mas tarde serían.
Los castillos estaban gobernados normalmente por señores aristocráticos, quienes se encargaban de dominar y gobernar sus señoríos o condados. Tanto de los moros invasores del sur, como de otros nobles ambiciosos dentro del propio reino.
Las gentes del pueblo llano, tenían una obligación bajo pena de multa, de cuidar y mantener las fortalezas y sus desperfectos. Esta obligación era llamada en Castilla y Leon como:
La Castelaria


Si el fonsado obligaba a los aristócratas y campesinos bajo la corona de un rey a acudir a la guerra bajo su llamada. La castellaria obligaba a las gentes próximas a los castillos, a trabajar en el mantenimiento de la fortaleza. Obligación que se hacía extensible a las poblaciones cercanas al castillo.
Aun así y de igual forma que en determinadas ocasiones era posible librarse del fonsado bajo pago de la fonsadera. Y de al fonsadera y el fonsado por gratitud expresa del rey. De la castellaria también se podía librar una población o individuo concreto. Un documento expresa como las gentes de los Ausines entregaron al conde de Castilla García Fernández una dehesa para así quedar exentos deillo labore de illos castelos. Lo que nos puede dar una idea, que bajo pago de una multa o “regalo”, los condes, curas y reyes, podían hacer la vista gorda ante las obligaciones legales, extendiendo llegado el caso, documentos que eximían a los beneficiados de cumplir la ley. (Imagen Castillo de Argueso - Cantabria - Antiguo condado de Castilla)
 
 

Espadas carolingias en la alta edad media de Gallaecia (Castilla,León y Galicia)

Existen numerosas pruebas en los beatos castellanos, de la existencia de espadas trilobuladas de origen carolingio durante la alta edad media en el reino de León. Es significativo que el propio cofre de Marfil de San Millán, represente a un rey (Leovigildo), con una espada carolingia. Puede entenderse que fueron armas relativamente habituales hasta que fueron sustituidas durante el siglo XI por las espadas de tipo normando. Llamadas de nuez de Brasil, o cubre tetera por Christopher Gravett (Osprey military – Hastings 1066 – El fin de la Inglaterra sajona)


martes, 4 de diciembre de 2012

Dinamarca en la alta edad media

Dinamarca en los siglos IX a XI es una sociedad compleja con cambios muy rápidos. Pasan de un estado prácticamente "Tribal" a ser el primer reino en el norte.
Los daneses, en principio divididos por Jutos, Anglos, Gautas y Danes, también con influencias Wylfingas, Frisonas y Sajonas. No son considerados una sola nación, están divididos en Aldeas y pequeñas ciudades, a lo sumo un caudillo (auto proclamado Rey) dispondría de varias fincas y aldeas repartidas en un territorio. Estos guerreaban continuamente unos con otros por el control de los territorios y vías comerciales. Es en el 936-958 que Gorm el Viejo unifica la mayor parte de reinos menores. (No es el primero realmente, pero es muy confusa la información de los anteriores y no se sabe ciertamente los territorios que regentaron).
Entonces Dinamarca comienza con una linea Real sucesoria que unifica cada vez mas territorios. Los Daneses se topan con que su dura vida en el norte sumando las generaciones de inestabilidad política les a curtido en el ámbito de la guerra. Un hecho que se demuestra cuando convierten el saqueo y comercio en sus principales métodos de subsistencia. (Antes se hacia, pero de un modo menos organizado e irregular)
El apogeo del Reino de Dinamarca llega con el Rey Canuto el Grande 1018-1035, ambicioso conquistador quien logra la máxima expansión del reino con los territorios de Noruega, gran parte de Inglaterra, Normandia, Groenlandia, Islandia y el sur de Suecia.
Por otro lado Suecia y noruega se encuentran en el estado primario de Dinamarca, con la diferencia de que conviven con la presión del Reino de Dinamarca quien a los Suecos les empuja a crecer y abrir vías hacia el Este. Y los noruegos por su situación geográfica complicada (montañas y angostos fiordos) son de forma intermitente dominados y aliados de los daneses. Serian pocas o ninguna las incursiones Danesas que no llevaran Noruegos.
Estos disponían de casa Real, pero estas se deben en su mayor parte a la misma casa real Danesa, siendo muchos, hijos, primos y hermanos. Igualmente estos estaban continuamente en disputas por lo que hasta 8 proclamados "reyes" podían estar disputándose el trono mayor, guerreando continuamente por ello.
La casa Real Danesa de Harthacnut, es probablemente la principal responsable de la mayor parte de las incursiones en territorio Español. esta abarca desde el 917 al 1050, en 133 años con unos 8 Reyes, (unos 24 entre Dinamarca, Noruega y Suecia)
Deducimos de esto que los Daneses de estos siglos estaban muy acostumbrados en la guerra, pues era habitual la lucha fuera consiguiendo nuevos territorios, saqueando o manteniendo los propios territorios para no perderlos.
Por Lluc Týr Søn Harald miembro del grupo Gråvarg

lunes, 3 de diciembre de 2012

Así eran - caudillo danés entre los siglos X y principios del XI

En el reino leones, los campesinos hacen acopio de leña en previsión del invierno. Y tierras adentro, los invasores vikingos de Dinamarca, se preparan para pasar el invierno con la llegada de las primeras nieves al reino. En la siguiente foto, vemos un vikingo seguramente sueco, con armadura laminar, pantalones y botas mas tipicas de los Rus que de los normandos que llegaron a Hispania desde Escandinavia.
Foto de Erick Thorbojom, miembro del grupo "la Hispania de los vikingos", durante las pasadas nevadas en Segovia.

 

domingo, 2 de diciembre de 2012

Obligaciones militares en la sociedad hispana durante la alta edad media. La fonsadera

Durante la alta edad media hispánica, en el reino leones (Galicia, León y Castilla). Existía la obligación moral de todos los vasallos de acudir al servicio de las armas si el noble o el rey lo exigía.
Esta ley era aplicable tanto a campesinos, como a nobles de categoría inferior. De no acudir al servicio del fonsado, existía una multa llamada fonsadera.
 
La fonsadera en términos generales, era un pago establecido para quienes no quisieran o pudieran acudir a la llamada del rey para incorporarse al ejército, o razzia concreta. Ya que el termino fonsado, fue utilizado igualmente en algunas ocasiones, para nombrar expediciones militares a lo largo del siglo X.
Parece ser, que en origen la fossataria no fue estrictamente una cuota para librarse del servicio militar sino para recaudar una gabela que habría de ser entregada por aquellos hombres que quedaban exentos de acudir al fonsado; es decir, no podían, bien porque no tenían medios, bien porque fueran tullidos, bien porque no quisieran. Teniendo en cuenta que la fonsadera era una carga denigrante en aquellos tiempos que se agrupaba junto a otros pagos o multas equiparables a las que pagaban: ladrones, homicidas, raptores, violadores etc. En el siglo XI, la fonsadera ya se incluye dentro de los llamados malos usos o malos foros.
Todo esto lo entenderemos mejor, si comprendemos que durante buena parte de la alta edad media hispánica, y quizás europea, la actividad guerrera se consideraba dignificante para el hombre, y propia de determinados grupos sociales privilegiados. Mientras que por el contrario, aquellos que estaban sometidos por el gravamen (fonsadera) carecían de esta posición y pertenecían a las capas más humildes. Era considerado una deshonra no participar en la guerra por no disponer de medios para dotarse mínimamente. Y por ello la multa les recordaba su estado o posición social ante el propio rey, o las gentes de sus comarcas.
En Europa occidental, existe un ejemplo conocido y especial de fonsado y fonsadera, si es que se las pudiera llamar así dentro del mundo anglosajón. Cuando Alfredo de Wessex, obliga a todos los hombres en edad de armas que se unan al ejercito sajón para combatir a los invasores vikingos de Dinamarca. Aquellos hombres que no podían unirse a las tropas fueron sancionados con pagos especiales. (Saxon military revolution – rasgos y obligaciones militares propios de cualquier población fronteriza)
Como hemos visto, la fonsadera, pasó de ser un impuesto para aquellos hombres libres o plebeyos que por algunas razones no podían o se negaban acudir a la guerra o expedición militar ante la llamada de rey. A ser una multa o gravamen equiparable con la impuesta a otros delincuentes. Aun así en determinadas ocasiones el rey podía “liberar” a determinadas poblaciones o familias de cumplir el fonsado, y en consecuencia de la multa correspondiente. Normalmente estas decisiones tenían una connotación de gratitud o recompensa por favores en el pasado.
Quizás en principio pudiera parecer que solo los campesinos eran blanco de las multas por negarse a acudir a la guerra, pero no es así. Durante el siglo X, muchos infanzones de Castilla se negaban a cumplir la ley del fossato ante la llamada del rey de León. Y precisamente fue la fonsadera una ley original en Castilla para obligar a los nobles y aristócratas a pagar la multa y sanciones correspondientes.
 
 

Ejemplo de civil del siglo XI leones - condado de Castilla

Llegan las primeras nieves al reino leones. En el condado de Castilla, un campesino con ropas de lana paño. Recoge leña para preparar un fuego durante las frías noches invernales.