viernes, 16 de noviembre de 2012

Así fueron los cascos de los vikingos que llegaron a España

¿Quieres recrear el periodo vikingo de las invasiones al norte de Hispania?. Hablemos pues, de los dos tipos de yelmos encontrados en sus tumbas a finales del siglo X

En el siglo X, los vikingos escandinavos que llegaron a la península ibérica, noruegos y daneses, especialmente estos últimos. Quienes parece ser, que llegaron a tener asentamientos estables, desde donde organizaban razzias de saqueos a las costas cantábricas. Aun cuando no esta demostrado arqueologicamente. Utilizaban un tipo de casco conocido como “yelmo de Gjermundbu”. Encontrado en una tumba de un jefe noruego de esa localidad. El yelmo data de finales del siglo X, año 970. Y a juzgar por las pertenencias que se hallaron junto al casco, podemos deducir que se trataba de una persona adinerada, un rico hombre o un Jarl. Esto nos hace pensar que el yelmo Gjemundbu, no fue común a todos los guerreros vikingos, sino únicamente a una clase dominante aristocrática.
El espectacular antifaz de hierro que cubre la cara, nos recuerda la posible influencia de los yelmos de la cultura Vendel (pre vikingos), en los vikingos de los siglos posteriores X y principios del XI.
Cascos vikingos han sido excavados en sólo tres sitios: Gjermundbu, Noruega, Municipio Tjele en Dinamarca y parroquia Lokrume en la isla de Gotland, Suecia. El encontrado en Tjele consiste en nada más que restos oxidados de un casco similar al casco Gjermundbu, lo mismo pasa con el de Gotland. Es posible que muchos de los cascos vikingos fueran hechos de cuero endurecido. También es posible que los cascos fueran heredados, en lugar de enterrados con los difuntos, pasando de padres a hijos, y por tanto pertenecieron a una familia durante generaciones, antes de ser convertidos en chatarra o algo más útil, como un hacha.
Por el contrario, los yelmos cónicos con protección nasal, como los encontrados en las estatuillas de piedra Gotland (Suecia). Hacen pensar que por su “sencillez” fueron mas comunes a los soldados experimentados. Se desconoce si fueron de cuero endurecido, o de hierro. Pero teniendo en cuenta que el yelmo tipo spangenhelm con protección nasal, era relativamente común en la Europa occidental de mediados y finales del siglo XI. Es muy posible que los nórdicos no fueran menos, y utilizaran esta tipología de yelmo de forma mas común.
 
Yelmos de Gjermundbu - Primero, yelmo de bronce // Segundo - Yelmo de hierro. Se puede ver como en su lateral quedan restos de cota de malla. Posiblemente en origen, tuviera anillas de malla unidas al casco de forma parcial, o total (cubriendo todo el casco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario